5 tips para combatir el stress de cuarentena 100% fáciles y free

Fecha06 - 05 - 2020
Lectura8 minutos
CategoríaSin categoría
AutorRosario Arce

Estar en cuarentena es sin dudas algo distinto de todo lo que conocemos. Probablemente leíste en muchos lugares que “no hay que estresarse”, “hay que mantener la calma” y “hay que transitarla con optimismo”. Pero todavía nunca leíste cómo… Y muchas de las sugerencias que podés llegar a encontrar pueden resultarte inaccesibles. No todo el …

Estar en cuarentena es sin dudas algo distinto de todo lo que conocemos. Probablemente leíste en muchos lugares que “no hay que estresarse”, “hay que mantener la calma” y “hay que transitarla con optimismo”. Pero todavía nunca leíste cómo…

Y muchas de las sugerencias que podés llegar a encontrar pueden resultarte inaccesibles. No todo el mundo tiene la posibilidad de inscribirse en clases de yoga online, comprar un ebook de autoayuda o pintar cuadros. 

En 123Seguro decidimos armar esta guía de 5 tips para combatir el stress de cuarentena con ideas fáciles, gratuitas y a tu alcance. Somos tus amigos, y queremos verte bien 🙂

  1. Respirá

Tal vez te parezca algo obvio, pero tu respiración condiciona absolutamente tu bienestar y controla el stress de tu cuerpo y tu mente. Puede que no te hayas dado cuenta, pero cuando estás relajado tu respiración tiene un tiempo más lento y es más profunda.

Por eso, cuando te sientas estresado, inhalá todo el aire que puedas con tu nariz, retenelo en tus pulmones inflando el pecho, y soltalo despacito, exhalando suavemente hasta vaciarte por completo. 

Te prometemos que con 3 repeticiones de este ejercicio vas a sentirte mucho mejor y cambiar la perspectiva con la que estás viendo las cosas.

 

  1. Estimulá tus sentidos 

Tenemos 5 sentidos y no debemos olvidarnos de ellos. Es fundamental estimularlos con algo placentero para que, inconscientemente, nos sintamos mejor y más alegres. Tomá nota:

 

  • Vista: Buscá en YouTube o tu red social favorita un video anti-stress. Sobre gustos no hay nada escrito: uno de los más buscados es el de rotura de papel plástico para embalaje (el de las burbujitas)

 

  • Oído: Preguntate cuáles son tus sonidos favoritos. Con qué música te relajás, o qué canciones te transportan a un lindo recuerdo. También podés buscar la recreación del sonido de las olas, el viento, o música new age. 

 

  • Tacto: Las texturas suaves y confortables nos hacen sentir mejor. Vestite todos los días con ropa cómoda y liviana. Si baja la temperatura, envolvete en esa mantita de plush que tanto te gusta y disfrutala mientras mirás una buena serie.

 

  • Gusto: No hace falta que ahondemos mucho sobre este punto… No sientas la presión de que post-cuarentena tenés que bajar 8 kilos y tener cuerpo de top model. Disfrutá de tus sabores favoritos sin culpa, en su justa medida. 

 

  • Olfato: Todos los aromas que inhalás viajan directo a tu sistema nervioso. Encendé una vela perfumada, rociá tus muñecas con esencia de lavanda o tilo. Y si no tenés nada de eso en casa, ¡Creá vos mismo tu aromaterapia!:

 

 

  • En un pequeño recipiente mezclá una cucharada de aceite de oliva con ralladura de limón o naranja y procesalo bien. Aplicá unas gotitas en tus muñecas o detrás de las orejas y ¡Voilá!

 

 

  1. Que tu aislamiento no sea emocional

 

Pensá en aquellas personas que siempre te sacan una sonrisa. Pensá en esos familiares que no ves hace mucho y con los que no tenías mucho trato. Pensá en tus compañeros de trabajo, fuera de lo laboral. ¡Y hablales!

La comunicación interpersonal sirve mucho para combatir el stress. De alguna forma, nos obliga a sumergirnos en las historias de los demás y olvidar por un ratito nuestras preocupaciones y temores. 

 

  1. Hablá con vos mismo

No, no nos volvimos locos (todavía). Un estudio de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, confirmó que hablarse a uno mismo en segunda persona activa un proceso mental desestresante. 

Separate de tu costado emocional y date a vos mismo las herramientas para lograr la tranquilidad. 

 

  1. Auto-sorprendete

Así como tenés el calendario lleno de calls de trabajo y actividades académicas, dejate recordatorios con chistes, pelis o programas para sintonizar, o webinars y clases gratuitas de cosas que te interesan. 

Ni bien te enteres de algo que podría hacerte feliz, programalo dentro de tus actividades como una obligación más. 

Ser felices es nuestra responsabilidad, pero es más fácil con ayuda 🙂

Comentarios