Reglas del buen conductor

Fecha04 - 05 - 2018
Lectura8 minutos
AutorAlberto Levy

Ser buen conductor es casi una obligación, ya que manejar correctamente es una excelente manera de cuidarte y cuidar a las personas que pasan alrededor tuyo mientras manejás. Aún así, si manejar correctamente no alcanza y terminás siendo partícipe en un accidente, es importante que dispongas de un seguro de auto que te ofrezca cobertura …

Ser buen conductor es casi una obligación, ya que manejar correctamente es una excelente manera de cuidarte y cuidar a las personas que pasan alrededor tuyo mientras manejás.

Aún así, si manejar correctamente no alcanza y terminás siendo partícipe en un accidente, es importante que dispongas de un seguro de auto que te ofrezca cobertura para que no tengas que preocuparte por la indemnización a terceros o por los gastos de daños materiales. Ser buen conductor y contar con un seguro es la dupla perfecta para manejar seguro y tranquilo!.

buen conductor

Las 10 reglas para ser buen conductor

En 123seguro, queremos comentarte las siguientes reglas, que según nuestra perspectiva, hacen a un buen conductor:

  1. Respetá semáforos y señales de tránsito. Especialmente por la noche, cuando la visibilidad no es la mejor y los autos transitan a mayor velocidad (por la poca concurrencia de vehículos en las calles), pasar un semáforo en rojo puede ser motivo de un terrible accidente automovilístico.
  2. Evitá estacionar en doble fila. Es una práctica común que produce un caos en el tránsito. Cuando estacionás en doble fila generás congestión, obligás a otros conductores a cambiar de carril y con eso aumentan las posibilidades de que se produzcan accidentes laterales y traseros. Si tenés que esperar a alguien o bajarte solo 5 minutos en algún lugar, procurá estacionar el auto en sectores habilitados.
  3. Las luces de giro…¡son para usarlas! Los “guiños” son para indicar a las personas que conducen cerca de tu vehículo que estás por realizar una maniobra. Estamos convencidos de que hacer uso de las luces de giro, es una excelente manera de manejar seguro.
  4. Casi que está de más decirlo, pero: si bebiste, no manejes. Es tan simple como eso. Si tomás alcohol, consumís drogas, o hasta alguna medicación que disminuye tus capacidades de atención y reflejos, es mejor que te movilices en taxi o que le des las llaves del auto a alguien para que lo conduzca y te lleve a destino. Manejar con tus reflejos disminuidos, puede convertirte en un homicida.
  5. Cuando conduzcas en autopistas y rutas, intentá permanecer siempre por el carril derecho. Sólo utilizá el lado izquierdo para pasar a otros vehículo y luego retomá a la derecha. Esto permite que quienes vienen manejando a mayor velocidad, puedan pasarte sin inconvenientes, por el lado correcto y sin perder la paciencia porque les estás tapando el paso.
  6. Si te quedaste con el auto, tenés que cambiar un neumático o vas a estar un rato parado esperando la grúa que te envía el seguro, es fundamental que pongas los triángulos de seguridad para advertir a quienes vienen detrás. Esta práctica garantiza tu propia seguridad.
  7. Conservá distancia de seguridad. Este punto es vital para evitar accidentes por alcance. La distancia debe ser como mínimo de tres metros, para que puedas detenerte a tiempo en una frenada. Si estás manejando con el asfalto mojado, la distancia debe ser mayor.
  8. Conducción a la defensiva. Un buen conductor siempre maneja de manera preventiva, respetando las normas de tránsito y de esa manera, evitando toda clase de accidentes. Cuando manejas, pueden surgir comportamientos inesperados de otros conductores, de peatones, de animales, etc., es por eso que la concentración es clave en todo momento que estés al volante.
  9. Cuidá la postura. Es importante manejar cómodo para evitar cansancio, lo que lleva a distracciones, errores en la conducción, etc. Además estar correctamente acomodado en el vehículo, te permitirá ver correctamente sobre el volante.
  10. Espejos. Cada vez que subas al auto, controlá que ves correctamente por los espejos laterales y por el retrovisor. Son fundamentales a la hora de conducir porque te permitirán visualizar si desean pasarte, si hay alguien detrás tuyo, etc.

Ser un buen conductor evitará accidentes y malos ratos. Esperamos que puedas seguir estas reglas y así manejar seguro.

Comentarios